Publicidad

Breve historia del Mercado Forex

Para conocer cuales fueron los hechos que dieron inicio al Mercado Forex, debemos remontarnos al año 1944 en el cual se llevó a cabo el Convenio de Bretton-Woods, cuyo objetivo era dotar a las naciones de una estabilidad monetaria que evitara la fuga de capitales entre países y la especulación monetaria.

Antes del convenio, el patrón cambio oro dominaba el sistema económico internacional. Bajo el sistema cambio oro, las monedas ganaban una nueva fase de estabilidad dado que estaban respaldadas por el precio del oro. Esto abolía la antiquísima práctica utilizada por reyes y gobernantes de rebajar arbitrariamente el valor del dinero y provocar inflación.

Este era un sistema muy inestable, debido a que provocaba ciclos de crecimiento y recesión exageradamente acentuados. Cuando una nación se desarrollaba, compraba mercaderías importándolas, por lo cual perdía parte de sus reservas de oro, Como consecuencia se reducía la masa monetaria y el precio del dinero subía, provocando una disminución de la actividad económica hasta llegar a la recesión.

Al caer la demanda interna de productos, estos bajaban su precio, volviendo a ser competitivos internacionalmente, y siendo exportados a otros países. Se entraba entonces en un patrón de crecimiento económico acelerado, con lo que la masa monetaria y por tanto las reservas de oro volvían a crecer.

Con este panorama, era necesario encontrar un sistema mediante el cual los ciclos de crecimiento y recesión no sean tan bruscos y breves, es decir, se necesitaba lograr una mayor estabilidad monetaria que permitiera una sostenibilidad del crecimiento económico.

Esto se logro con el convenio de Bretton-Woods, en el cual se fijaba una tasa de cambio de todas las monedas respecto al dólar, y del dólar a su vez respecto al oro. Los gobiernos se comprometieron a mantener sus monedas en un estrecho margen de variación respecto al dólar. Además, se les prohibió a los países devaluar sus monedas en beneficio de su comercio y sólo se les permitió hacerlo en el caso de devaluaciones de menos del 10%.

En la década del 50, el volumen del comercio internacional en constante expansión produjo movimientos masivos de capital generados por la construcción posterior a la guerra. Eso desestabilizó los tipos de cambio como se los había establecido en Bretton Woods.

Finalmente el convenio fue abandonado en 1971, y el dólar estadounidense ya no sería convertible en oro. Las monedas comenzaron a fluctuar libremente, basándose en las leyes de oferta y demanda, calculándose las tasas de cambio diariamente.

A partir de los años 80, la introducción de nuevas tecnologías empezó a propiciar la globalización del mercado de cambio de divisas, y su ininterrupción, al pasar el mercado de Asia a América y Europa con los usos horarios de forma continua, lo que provocó un mercado abierto 24 horas.

Luego, con las tecnologías de los años 90 y la aparición y extensión de Internet por todo el mundo, el mercado de cambio de divisas se convirtió en global, continuo y accesible para todos los inversores, pasando a ser el mercado más grande por volumen de capitales implicados diariamente.

Publicidad