Publicidad

Cambio euro yen 2012

Es claro que la caída del yen a su mínimo nivel contra el dólar y el euro en varios meses es la más reciente señal de que la intervención coordinada posterior al terremoto está dando resultados independientemente de que muchos estudiosos no estén de acuerdo con tal situación.

Muchos de nosotros nos preguntamos: ¿Pero cuán bajo puede caer el yen? Hay un límite para la referida caída que atraviesa la reconocida moneda a nivel internacional? En pocos días, se vio como un dólar llegó a valer  más de 85 yenes durante la jornada bursátil asiática. Esta situación implica una caída de 7% para el yen desde que el Grupo de Siete países industrializados anunció una constante  oleada coordinada de venta de yenes en esos días, y su nivel más débil desde septiembre, luego de que Japón intervino en los mercados cambiarios por sí solo y buscando de alguna manera tratar de dar un empujón a la preocupante situación generada en los mercados a causa de los recientes acontecimientos.

De esta manera es claro escuchar distintas opiniones de reconocidos político y hombres de negocios pero cada uno de ellos basándose en sus propias expectativas personales que no necesariamente y en todas las oportunidades tiene las mismas direcciones.

Entre las tantas opiniones al respecto podemos a modo de puro ejemplo analizar la siguiente opinión: “Esto se está perfilando como uno de los episodios más exitosos de intervención hasta la fecha”, dice Sean Callow, estratega de monedas de Westpac Institutional Bank en Sidney.

Recientemente fue que el euro tocó un máximo de 11 meses contra el yen en Asia el , todo ello sin dudas  gracias a las sendas cada vez más divergentes que establecen las autoridades monetarias en las dos economías y como consecuencia directa de los últimos acontecimientos sucedidos en recientemente.

Son muchos los que opinan que claramente puede percibirse la existencia de  una expectativa generalizada de que el Banco Central Europeo eleve las tasas de interés ya que es claro que en mayores tasas de interés suelen atraer capital y por supuesto tratar de solucionar de alguna forma la tan preocupante situación económica generada así como su posible agravamiento y de las misma forma intentar frenar la especie de efecto contagio que muchos están previendo.

Es claro que de mantenerse la actual situación es posible que toda la problemática siga corriéndose por toda europea como reguero de pólvora y que por lo tanto pueda llegar también a impactar en numerosas economías del globo terráqueo convirtiéndose en una crisis de tono internacional. Evidentemente y sin ningún lugar a dudas esta es una situación muy poco deseable pero para la que necesariamente habrá que prepararse psicológicamente.

La caída constante del yen en las últimas semanas está alentando el punto de vista de que la moneda japonesa finalmente se está acercando a un punto de inflexión después de más de dos años de fortalecimiento contra el dólar que ha frustrado a compañías y políticos japoneses.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *