Publicidad

El dólar a comienzos de 2010

Comenzó un nuevo año, y el dólar vuelve a tropezar. Los operadores del mercado de divisas retoman el apetito por el riesgo y dejan de lado al dólar modificando de esta forma la estrategia de inversión que venían manteniendo a fines del 2009.

Este 2010 ha comenzado con referencias macroeconómicas a nivel global, donde las protagonistas han sido los datos de la actividad manufacturera, donde en China ya toca máximos de cinco años, en Europa llego a su mayor nivel en 21 meses, mientras que en EEUU se publicaron los mejores datos desde 2006.

De esta forma, dichos datos sobre una presunta recuperación económica no servían de aliento al dólar. Mientras que por su parte el euro comenzó el 2009 con una revalorización del 0,8%, situándose arriba de los 1,44 dólares.

En cuanto a las declaraciones por parte de la Reserva Federal ha dejado claro que no tendrá ninguna prisa a la hora de ajustar al alza los tipos de interés.

Publicidad