Publicidad

El euro comienza a debilitarse ante el dólar

Mientras que la semana pasada el euro se estuvo situando por encima de los 1,43 dólares, esta semana, por segunda jornada consecutiva el euro cede ante la divisa estadounidense.

Al cierre del mercado bursátil, por un euro se pagaban 1,3908 dólares, frente a los 1,3965 dólares del viernes, es decir que para adquirir un dólar se necesitaban 0,7190 euros, frente a los 0,7161 euros de la jornada anterior.

En este sentido, los inversores aumentan sus apuestas sobre que la Reserva Federal de Estados Unidos subirá los tipos de interés a finales de año a medida que la economía se recupere.

Además, el dólar se mantuvo al alza frente al euro después de que la agencia estadounidense Standard & Poor’s bajara la calificación de crédito a largo plazo de Irlanda, desde “AA+” hasta “AA”, por segunda vez en tres meses, y considerara que la perspectiva económica es negativa.

Este fortalecimiento del dólar afectó de forma negativa a algunos sectores en la bolsa de Wall Street y en particular al de materias primas, que en su conjunto cedió un 1,36%.

Por otro lado, la divisa estadounidense tuvo este día martes su mayor avance contra el dólar neozelandés y la corona noruega, en un momento en que los futuros de los fondos federales mostraban una posibilidad del 40% de que el banco central estadounidense suba los tipos al 0,50% en septiembre. El yen avanzó por datos de un descenso de las quiebras y de una mejora de la confianza empresarial en Japón.

Publicidad