Publicidad

Formaciones Chartistas: Triángulos

Hoy comenzaremos a analizar las figuras conocidas como de consolidación de tendencia, las cuales suelen aparecer durante las tendencias alcistas o bajistas y representan detenciones temporales de los precios o estancamientos en zonas laterales que finalizan con la reanudación de la tendencia previa a la formación.

Una de las formaciones mas habituales y fáciles de encontrar son los triangulos, las cuales son figuras de equilibrio temporal, y no de cambio de tendencia, aunque en ocasiones puede serlo.

Se producen en el momento en que la curva de cotizaciones oscila en movimientos ascendentes o descendentes, siendo estas oscilaciones cada vez menores. Asi, las oscilaciones permiten dibujar una línea de soporte y otra de resistencia, que coinciden en un punto, formando un triángulo, lo que da nombre a la figura.

Esta figura significa que hay vendedores que tienen prisa por vender sus títulos, ya que piensan que el mercado se encuentra en un inminente cambio de tendencia alcista o bajista. Por el lado contrario, los compradores opinan y piensan que todavía puede subir.

En este sentido, a medida que pasa el tiempo la distancia entre compradores y vendedores se hace cada vez mas estrecha, siendo justamente el tiempo lo que realmente tiene importancia vital para este tipo de figuras.

Los triángulos se obtienen uniendo máximos descendentes con una línea de tendencia que, en este caso, será bajista, y otra línea de tendencia alcista, uniendo los mínimos ascendentes. Las señales de compra o de venta se detectan cuando se rompe este equilibrio y el precio se escapa bruscamente hacia arriba o hacia abajo del rectángulo.

A su vez los triángulos se pueden clasificar en Triángulos Simétricos y Rectos (ascendentes y descendentes), los cuales analizaremos en otra oportunidad.

Publicidad