Publicidad

Las Divisas y los carry trades

El carry trades es una forma de inversión en los mercados de divisas que se hizo muy popular a partir de finales de 2002 y hasta inicios de 2005.

Estos movimientos especulativos denominados carry trades abarcaron a todo tipo de inversores institucionales, incluyendo a los particulares. Esta estrategia trata de rentabililizar el diferencial de tipos existentes entre dos países, capitalizándolo, para de esta manera realizar una financiación en aquellos países en los que los tipos son más bajos, como el caso de Japón, invirtiéndolos en aquellos que ofrezcan unas tipos más elevados como ha sido el caso de Nueva Zelanda y Australia, países que se han beneficiado por lo tanto de este flujo de capitales.

Estos movimientos alcanzaron sus costas máximas en julio del año 2007, pero en el 2008 se termina esta tendencia gracias al pánico financiero que provoco una de las mas grandes crisis económicas que se conocen. En este sentido quienes continuaron apostando por este tipo de movimientos perdieron en torno al 50% de sus inversiones por la reversión de los factores que habían provocado un buen comportamiento durante los últimos años.

Uno de los principales factores para el buen comportamiento de estos movimientos especulativos es la volatilidad, ya que una baja volatilidad generalmente lleva aparejada una mayor estabilidad para las divisas cuyo rendimiento de los tipos es mayor.

El fundamento de los carry trades proviene del diferencial de tipos y por lo tanto una ampliación de los mismos se torna un elemento esencial para el retorno de este tipo de estrategias.

Asimismo, la aversión al riesgo tendría que disminuir de forma importante y esto esta directamente relacionado con la recuperación de la confianza de los mercados que sin duda tendrá que llegar de la mano de una recuperación económica.

Publicidad