Publicidad

Londres disputa a BME las pymes españolas con potencial para salir a Bolsa

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) representan el 65% del PIB español, emplean el 79% de la fuerza laboral y constituyen el 99% del total de las empresas del país. Bolsas y Mercados Españoles (BME), tras encargar un estudio de mercado a la Universidad de Alcalá, ha identificado más de 5.300 pymes con potencial para cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Pero no es la única bolsa interesada en convertirse en vía de financiación alternativa para las pymes.

Londres también se ha fijado en el caladero español de las pymes y ha venido de pesca a España. Fue en el Hotel Palace, a escasos 300 metros de la Plaza de la Lealtad, donde tiene su sede BME. En este emblemático hotel celebró AIM, el mercado alternativo de la Bolsa de Londres para pymes, un encuentro con más de un centenar de empresarios españoles con el objetivo de explicarles las bondades de cotizar en el mercado londinense.

La directora para Europa occidental de la Bolsa de Londres presentó el AIM como un mercado paneuropeo en crecimiento. Los británicos confían en su experiencia para ganar la partida a BME.  Cotizar en Londres, indicó, ofrece a las compañías visibilidad internacional y la oportunidad de captar capital y acciones que muchos mercados domésticos no pueden proporcionar. Además, el inversor londinense tiene costumbre a la hora de invertir en pymes y conoce las ventajas de participar en el accionariado de empresas en expansión. La tradición en Reino Unido de salida a bolsa de pymes ha permitido que se desarrolle una red de asesores, incluyendo analistas, brokers, abogados, auditores y empresas financieras.

Sin embargo, explican los expertos, este tipo de pequeñas y medianas empresas tienen un componente muy local, desde su facturación hasta sus accionistas, lo que no es precisamente un aliciente para cotizar en otro mercado, con otra cultura empresarial y en otro idioma.

Tanto el MAB como el AIM son plataformas que pretenden facilitar el acceso de las pymes a los mercados mediante normas más laxas en cuanto a capitalización, volumen de información y costes que las que se exigen a las grandes compañías que cotizan en el Mercad0 Continuo. A las pymes se les abre una puerta para captar financiación en un momento en el que los bancos están cortando el crédito. Además de la financiación, el MAB puede ser una buena oportunidad para las empresas familiares que no tengan clara la sucesión de una generación a otra.

Desde FinancialRed recomendamos la lectura relacionada de: Emprender: La “moda” que se está convirtiendo en realidad

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *