Publicidad

Prepárate para un euro dólar a 0,90

aaaeur

Después del QE de Draghi, se está desarrollando un escenario positivo para los mercados de renta variable europeos y especialmente para Italia.

Uno de los objetivos perseguidos por los bancos centrales a través del QE, aunque no explícitamente, es precisamente devaluar su moneda para apoyar las exportaciones. Desde diciembre del 2008 en adelante, la Federal Reserve ha inundado el mercado con 3.000 billones de nuevos dólares, debilitando su moneda y evitando la apreciación natural que normalmente se produce en relación con las monedas de las zonas económicamente más vulnerables (especialmente el euro). En este conflicto de divisas, la zona del euro ha participado pasivamente sometiéndose a las intervenciones de los bancos centrales de otros países.

Por lo tanto, durante la crisis de los últimos años, los países de la eurozona que más lo necesitaban (especialmente los periféricos) no han podido beneficiarse de la devaluación de su moneda, que es el primer punto de apoyo desde el cual un Estado en crisis en general vuelve a empezar. La crisis empeoró mediante la creación de una nueva medida: la devaluación de los salarios. La devaluación del salario, sin embargo, no es ciertamente indoloro, porque implica el empobrecimiento y por lo tanto una reducción de la demanda interna

El reciente anuncio del QE por parte del BCE ha marcado la historia . El “whatever it takes” de Draghi ha funcionado. El euro / dólar ha descontado con bastante antelación las diferentes políticas monetarias del BCE y la Fed , las dos expansivas, pero con una primera fase de expansión y una segunda de contracción ( primero con el tapering y presumiblemente a finales de este semestre con la primera subida de los tipo de interés por parte de la FED).
Más allá de posible (tal vez probable) rebotes alcista del euro, creo que si la Fed comienza con la subida de los tipos de intereses por junio, el mínimo marcado en enero se ajustará de manera significativa. Un cambio euro dolar en paridad o incluso a 0,90 seria a ese punto una hipótesis realista.

Gráficamente, el cambio ha tocado en enero un minino en área 1,11, sin romper un soporte en área 1,10 notablemente significativo. La perdida de esa ultima área llevaría el cambio hacia el área 1,072, fortaleciendo la tendencia bajista actual que ha empezado en mayo del 2014 (coincidiendo las fechas a partir de la cual Draghi anuncia nueva medidas para luchar contra la deflación).

A ese punto la paridad del cambio estaría a la vista, como área 0,90. Este escenario seria denegado solamente a la recuperación del área 1,2054 -1,21, estudiando con atención eventual rebotes en área 1,1633 – 1,1774, cuyo mantenimiento podría dar eventuales señales de una nueva tendencia alcista.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *