Publicidad

¿Se puede operar en FX sin apalancamiento?

Una de las grandes ventajas de operar con CFDs es el apalancamiento. Entonces ¿por qué querría alguien operar con contratos por diferencia sin apalancarse? En primer lugar, por miedo a perderlo todo. Se trata de un temor más que justificado, teniendo en cuenta que los CFDs son extremadamente arriesgados; tanto como para que la inmensa mayoría de los minoristas que empiezan en Forex tiren la toalla tras reventar su primera cuenta.

Person using Forex trading software

En cualquier caso, las historias de fracasos y las estadísticas no parecen disuadir a nadie. Ni el aprendizaje vicario, ni la mente analítica, tienen cabida en los mercados OTC. Por mucho que las autoridades financieras intenten informar y proteger a los minoristas, sigue habiendo pequeños inversores que necesitan apalancarse como si no hubiera un mañana. No hacerlo sería como prescindir de la sal en la ensalada o tomarse el café sin azúcar.

Luego están los que no echan sal a la comida para controlar la tensión y que pasan de echarle azúcar al café por el tema de las calorías (o directamente no lo toman para no engancharse a la cafeína). Son los inversores novatos, que ven en los contratos por diferencia la oportunidad de operar bilateralmente, pero que son lo bastante prudentes como para aprender a nadar antes de lanzarse a la piscina.

¿Por qué operar con CFDs sobre divisas?

Si el apalancamiento hace de la piscina un océano, lo mejor es pasar de él. Eso no significa que haya que prescindir de los CFDs, ya que permiten ponerse en corto y operar sobre multitud de activos. En el caso del mercado de divisas son, de hecho, un clásico. FX y CFDs van de la mano, y no necesariamente esta combinación implica un riesgo mayor. Sin apalancamiento, las ganancias o las pérdidas potenciales son las mismas.

En este sentido, y salvando las distancias, tradear con un activo real o uno subyacente no difiere en el resultado. Evidentemente, sale mucho más barato operar con CFDs sobre divisas que moverlas directamente con una entidad bancaria. Operando sin apalancamiento y con el volumen que suele mover un minorista, las comisiones que cobra un banco reducen significativamente la rentabilidad. Un contrato por diferencia sobre una divisa siempre resultará más atractivo.

¿Se puede operar en FX sin apalancamiento?

Si metemos en el mismo saco el mercado de divisas, los CFDs y los operadores OTC, el apalancamiento es impepinable. La cuestión es cómo se puede manejar para que la cuenta no quiebre. Todo depende del apalancamiento que ofrezca cada bróker y lo transparente que sea a la hora de aplicarlo. Haciendo Forex trading con easyMarkets el apalancamiento máximo es de 1:400 (1:30 para los minoristas bajo la regulación ESMA), pero el ratio lo define siempre el usuario.

Antes de abrir una operación, queda claro cuánto se arriesga, cuánto hace falta para operar y cuál es el margen. La relación es sencilla: a mayor cantidad arriesgada, mayor es el apalancamiento. Esto influye también en la colocación de los stops, que estarán más próximos al precio de mercado. Minimizar el apalancamiento es cuestión de arriesgar menos capital, fijando unos stops más amplios y, de camino, estresando menos el sistema cardiovascular.

Con otros brókeres, el apalancamiento no es tan fácil de manejar, especialmente para traders novatos a los que les bailan los números. Queda mucho más claro que el apalancamiento es simplemente invertir con un valor nominal superior al capital disponible. En cualquier caso, basta con conocer de antemano el margen que retiene el operador en cada operación. El cálculo es bastante fácil: cuanto más retenga, menor es el apalancamiento.

El sentido común también es una buena herramienta para controlar el apalancamiento. Incluso si se desconoce el margen necesario para operar, qué es el valor nominal o cuál es la ratio de apalancamiento que se maneja, bastaría con no ir abriendo operaciones a lo loco hasta que el bróker diga basta. Aunque tal grado de desconocimiento sobre los conceptos más básicos de una operativa debería desanimar a cualquiera.

Aun así, es un paso de gigante comprender que el nivel de apalancamiento es directamente proporcional al número de operaciones abiertas. De ahí que se recomiende a los iniciados en Forex que se limiten a supervisar una sola operación, evitando estrategias cortoplacistas (que suelen implicar proporciones elevadas de apalancamiento) o, como mucho, limitando la velocidad máxima a la negociación oscilante. Y el apalancamiento, lo más cercano a cero posible.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *